Sorbete de coco y piña – piña colada sin alcohol (sin gluten, sin lácteos, sin azúcar refinada)

Os traigo más ideas para las comidas, cenas y encuentros varios de estas fechas navideñas o para cualquier celebración con familia y amigos que tengáis en otras ocasiones.

Una bebida muy fresquita y ligera que os puede servir de postre o para acompañar a éste (y entonces ya no es tan ligera la comida jajaja…), para brindar esta Noche Vieja o para la copita de aquellos que no tomen alcohol.

Son de estas ideas peregrinas que aparecen a veces por la cabeza de una y que dan buen resultado:
– Estar delante de una botella de agua de coco, que venía en la Québox de Qué puedo comer de hace unos meses.
– No saber qué hacer con ella.
– El caso es que me encanta el coco, pero yo esto no sé ni como usarlo.
– Darle un sorbito, pues como que a palo seco, no.
– Mientras, la cabeza sigue dando vueltas acordándose de una piña colada que nos prepararon en un pub del pueblo hace no sé la de años y que estaba de muerte.
– Entonces ¡idea! Y hacer una especie de piña colada sin alcohol y con piña de verdad, más sana, más rica, mas todo.

Pues allá que fuimos y un éxito.
¿Os animáis a probar? Riquísima.

Ingredientes (para un vaso):

• 3/4 cups (150 g) de agua de coco
• 1/4 cup (unos 110 g) de piña natural cortada en trocitos y congelada
• Zumo de una lima
• 1 cucharadita (5 g) de sirope de ágave

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en una batidora/picadora y trituramos.

Servimos en vasos decorados con una rodajita de lima.
Podéis servir también con hielo picado si queréis, pero queda con una consistencia muy cremosa tal cual al usar la piña congelada.

¡Qué tengáis una buena salida y entrada de año!

También te gustará:

Deja un comentario