Bollos preñaos

Una receta salada, sí, sí. ¡Y es que no todo lo que sale de este horno es dulce!

Los bollos preñaos son típicos de Asturias y Cantabria.
Mi abuela solía hacer estos panecillos muy a menudo porque sabía que me encantan, casi siempre rellenos de chorizo y alguna vez de panceta.
Aunque lo típico era hacerlos para las fiestas del pueblo y allá que nos íbamos a la romería con nuestra canasta de bollos.

El chorizo que tradicionalmente se emplea para hacerlos es un chorizo fuerte de sabor y olor, que deja en el pan toda la grasa roja tan característica.

Están riquísimos tanto fríos como calientes, como merienda o aperitivo, perfectos para llevar al campo y acompañar una tortilla de patatas, vamos, ¡y para cuando os apetezca y punto!, porque yo es que era comerlos a todas horas.

Ingredientes:

• 180 g de leche
• 30 g levadura prensada fresca de panadería (unos taquitos de levadura que suelen estar en la zona de refrigerados, ¡pues eso!)
• 1 huevo
• 100 g de mantequilla a temperatura ambiente (sacarla de la nevera al menos una hora antes de usarla)
• 450 g de harina de fuerza
• 2 cucharaditas de sal
• 200 g de chorizo fresco. Podéis usar uno picante si os gusta, quedan buenísimos.

Elaboración (en Thermomix):

Ponemos la leche en el vaso y programamos un minuto, a 40C, velocidad 2.

Incorporamos la levadura, desmenuzándola un poco con la mano, y mezclamos 10 segundos, velocidad 2.

Añadimos el huevo, la mantequilla y la mitad de la harina y mezclamos 30 segundos, velocidad 6.

Echamos el resto de la harina y la sal y programamos 2 minutos, velocidad espiga.

Dejamos reposar la masa en el vaso hasta que doble su volumen (unos 40 minutos). El tiempo de levado depende mucho de la temperatura ambiente y de la humedad, lo que varía en función de donde vivamos e incluso de la época del año que sea, así que más que del tiempo, estar pendientes del tamaño de la masa. Según vayáis practicando iréis cogiéndole el punto y el tiempo que os lleva.

Cuando haya doblado su volumen, bajamos la masa de las paredes del vaso con una espátula y programamos un minuto más a velocidad espiga.

Sacamos la masa del vaso. Espolvoreamos la superficie de trabajo con harina y amasamos dándole forma de cilindro a la masa.

Cortamos porciones de 50 g aproximadamente y les damos forma de bola.

Cortamos el chorizo en trozos de unos 3-4 centímetros y vamos introduciendo un trozo dentro de cada bola de masa.

Cerramos la bola por la parte inferior.

Colocamos los bollos en una bandeja de horno previamente forrada con papel de hornear.

Dejamos reposar hasta que doblen su volumen de nuevo (20 minutos aproximadamente).

Mientras, precalentamos el horno a 180C.

Cuando los bollos hayan doblado su volumen los pintamos con huevo batido e introducimos en el horno unos 15-20 minutos.

Estarán en su punto cuando tomen ese color dorado tan característico y, seguramente, se hayan pringado con la grasa del chorizo mostrando un color rojizo por uno de sus lados.
¡Preciosos y sabrosísimos!

También te gustará:

2 comments

  • 26 junio, 2013 a las 21:34 // Responder

    Hola Lucia :como soy vegetarina me preguntaba si podria rellenarlo de otra cosa … supongo que si aunque lo hare para el resto de la family –:)

    • 26 junio, 2013 a las 23:10 // Responder

      Hola Julia,
      Claro! De tofu, chorizo vegano. Puedes preparar la masa y rellenar unos para ti y otros para el resto 🙂
      Saludos! Virginia.

Deja un comentario