Ensalada campera (sin gluten, sin lácteos)

Hoy vamos con una receta sencilla, fresquita y un básico del verano en todas las casas desde que yo tengo consciencia

Una buena ensaladita, cargada de verduras, hidratos de carbono y proteínas.

Ensalada campera

La ensalada campera o ensalada de patata es un plato de lo más completo: una base de patata acompañada de muchos ingredientes ricos, coloridos y saludables
Estas “papas aliñás”, que llaman en Huelva, son perfectas para una buena comida, refrescante para estos días que el calor ya aprieta y apetece comer platos fríos.

Además la preparamos en un visto y no visto, sin pasar ni mucho tiempo ni mucho calor metidos en la cocina.
Que aunque a mi no me importa, con el calor sí que se me hace un poco cuesta arriba.
Hoy tengo que encender el horno y ponerme a hornear 100 galletas y lo estoy temiendo, jajaja…

ensalada de patata summer salad

Pues sin más os dejo con la receta de hoy.

Ingredientes (para 4 raciones):

• 2 kg de patatas
• 1 cebolla grande
• 1/2 pimiento rojo mediano
• 1/2 pimiento verde mediano
• 2 tomates grandecitos
• 2 latitas de atún al natural
• 4 huevos
• Aove (aceite de oliva virgen extra)
• Vinagre
• Sal

Elaboración:

Ponemos una olla grandecita con agua y sal al fuego para que hierva.

Mientras vamos pelando las patatas y las echamos al agua ya hirviendo. Dejamos que cuezan unos 20 minutos, a fuego medio alto, o hasta que las pinchéis y estén un poquito blandas, porque el tiempo dependerá del tamaño y el tipo de las papas.

Las escurrimos y dejamos enfriar.

En otro fuego ponemos un cazo con agua para hervir los huevos. Ponemos los huevos, llenamos el cazo con agua fría y cuando empiece a hervir los dejamos unos 10 minutos.
Retiramos del fuego y pasamos por agua fría para que rompa la cocción y dejamos enfriar.

Picamos las verduras, cebolla, pimento rojo, verde y los tomates, en dados pequeños.

Echamos las verduras ya picadas en un cuenco grande donde poder mezclar bien la ensalada y, si tiene tapa, lo podéis aprovechar ya también para guardarla en la nevera.

Picamos las patatas en cubos y los huevos en rodajas y los añadimos al cuenco junto con las latas de atún escurrido.

Aliñamos con un buen chorro de AOVE, vinagre y sal y llevamos a la nevera durante una hora mínimo para que esté fresquita al tomarla.

Y ya tenemos lista la ensalada más famosa del verano.
No dejéis de hacerla y ¡disfrutadla!

Con esta receta colaboro en el canal Facilísimo, en “Cocina tradicional: platos fríos”.

También te gustará:

2 comments

  • 15 Junio, 2016 a las 12:49 // Responder

    Qué buena y qué sencilla, además es un plato completo y sano, ideal para el calor!

Deja un comentario