Escarola con granada y pavo (sin gluten, sin lactosa, sin huevo)

Una receta fácil, rápida y con fruta de temporada, ¿qué más se puede pedir?
Pues que esté buena, pues también lo tenemos.

DSC_1055

Así que no hay excusa para que no probéis esta sana y deliciosa ensalada, que podéis poner cualquier día como primero para una cena y con lo vistosa que queda, también es perfecta para poner en las celebraciones que hagáis en casa.

Que no os de pereza por lo tedioso que puede parecer a priori desgranar una granada, en esta entrada os explico como hacerlo de una forma sencilla y rápida.

Granada desgranada

La granada es la fruta carnosa del granado, árbol que se desarrolla en zonas tropicales y subtropicales. Parece que su origen se encuentra en Persia y su cultivo fue extendiéndose a la zona occidental del Mediterráneo.

Aunque se empiezan a ver en las fruterías en septiembre, la mejor época es ya entrado el otoño, cuando se encuentran en el punto de maduración óptimo.

Las granadas se conservan a temperatura ambiente durante varios días. Si queréis que os aguanten más tiempo podéis meterlas en en el frigorífico, donde aguantarán unas 3 semanas.

Podéis desgranarlas y congelar los granos ya limpios. Y así los tendremos listos para prepararnos un riquísimo smoothie por ejemplo.

Vamos con la receta

DSC_1056

Ingredientes (4 personas):

• 16 lonchas de pechuga de pavo cocido.
• 1 bola de mozzarella fresca (El queso mozzarella contiene menos lactosa que muchos otros productos lácteos; en promedio, cada ración de 250 g contiene sólo 4 – 5 gramos. Si tu tolerancia lo admite añádelo, si no, lo puedes suprimir o poner uno sin lactosa, que no suele ser mozzarella ya que están hechos con leche de vaca! Leed bien los ingredientes.).
• 300 g de escarola.
• 1 cucharilla de moka de semillas de amapola.
• 2 granadas.
• Aceite de oliva virgen extra.
• Vinagre de manzana.
• Sal.

Elaboración:

Desgranamos la granada, como hemos visto más arriba.

Mezclamos enérgicamente el vinagre, el aceite y la sal. Añadimos la granada y el sésamo y ya tenemos la vinagreta de granada lista. Reservamos.

Lavamos la escarola y escurrimos bien.

Cortamos la mozzarella en lonchas finas.

Para emplatar, comenzamos con la pechuga de pavo.

En cada plato colocamos como base cuatro lonchas de pavo. Ponemos encima la escarola y añadimos la mozzarella.

Por último, y siempre a la hora de servir, aliñamos el plato con la vinagreta de granada.

DSC_1057

También te gustará:

Deja un comentario