El desayuno de moda: chia pudding (sin gluten, sin lácteos, sin huevo, sin azúcar)

Desde que empecé a cambiar mi dieta he introducido nuevos alimentos hasta entonces desconocidos para mí.

Uno de ellos son las semillas de chia.
No sé si os he hablado ya de ellas en alguna entrada. Últimamente pierdo un poco la memoria, así que espero no repetirme mucho, jajaja…

Pues parece ser que estas semillitas son una maravilla nutricional y están consideradas uno de los superalimentos del siglo XXI por sus increíbles propiedades nutricionales.
Son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 de origen vegetal.
También contienen todos los aminoácidos esenciales, siendo así una proteína completa.

Algunas comparaciones útiles para hacernos a la idea de lo que nos aportan:

− 7 veces más Omega-3 que el ya reconocidísimo salmón
− 100% más fibra que cualquier cereal
− 8 veces más fósforo que la leche de vaca
− 5 veces más calcio asimilable que la leche de vaca
− 14 veces más magnesio que el brócoli
− 100% vez más potasio que los plátanos
− 2 veces más hierro que las espinacas
− 3 veces más selenio que las semillas de lino

(Fuente: Alimentos Mundo Arcoiris)

Además son un ingrediente de los que me gustan a mi, súper versátil, ya que podemos utilizarlas en todo tipo de recetas, dulces, saladas, postres, desayunos y tanto secas como hidratadas. Hay infinidad de platos en los que podemos introducirlas, ya que apenas aportan sabor y permiten crear texturas muy interesantes bien a la hora de aportar un toque crujiente si las empleamos sin hidratar por ejemplo en ensaladas o las podemos añadir al hacer pan de la misma manera que usamos otras semillas como él sésamo, las de amapola, el lino o las pipas de calabaza.

Aunque se pueden consumir de muchas maneras, la forma más habitual de tomarlas es el tan de moda desayuno saludable de pudín de chía o chia pudding como se lo conoce fuera.
Cuando las hidratamos (mezclamos y dejamos reposar con un líquido), la textura varía completamente ya que absorben un gran volumen de líquido y sueltan mucílago. Se forma así una especie de gelatina/pudding, de textura densa, cremosa y ligeramente gelatinosa, similar a un flan o pudín, que aumenta la sensación de saciedad y contribuye a retrasar el aumento de azúcar en la sangre.
Así son perfectas para espesar sopas, cremas, batidos de frutas, hacer mermeladas,…

Y si no os suenan no os preocupeis, porque a día de hoy ya podéis verlas con mucha frecuencia en herbolarios y hasta en los lineales de productos ecológicos de muchos supermercados, así que os resultará fácil encontrarlas si os animáis a probarlas.

Yo las compro en el Aldi, son las que he encontrado mejor de precio y además son ecológicas.

Hoy os traigo un pudín de chía acompañado de frutas.

Es una opción super equilibrada para un buen desayuno, gracias a las proteínas y los ácidos grasos omega-3 de la chía y a los carbohidratos que nos aporta la fruta.
Además resulta muy saciante gracias a su alto contenido en fibra soluble por lo que es un desayuno perfecto para estos días que estamos todos como locos por quitarnos esos gramillos que hemos cogido en el verano.

Vamos allá con la receta.

Ingredientes (para una ración):

• 1 cucharada sopera bien colmada de semillas de chia
• 100 ml de bebida de arroz (o leche u otra bebida vegetal al gusto o según vuestras necesidades)
• Opcional: edulcorante al gusto. Yo no le añado, pero podéis ponerle una cucharadita de sirope de arce, ágave, azúcar integral de caña, panela o una pizca de stevia.
• 200 g de fresas y frambuesas
• Para decorar por encima: frutos del bosque, semillas de chia, de sésamo, frutos secos,…

Elaboración:

Antes de acostarnos ponemos las semillas de chía en frasco de cristal.

Vertemos la leche por encima, tapamos el frasco y agitamos para que se mezcle. Si le vais a poner algún edulcorante añadirlo en este momento también.

Dejamos reposar en la nevera hasta la mañana siguiente.

Por la mañana lo sacamos de la nevera y removemos.

Trituramos las fresas y las frambuesas lavadas.

Echamos el puré de fruta encima del pudín de chia y decoramos con frutas al gusto, semillas, frutos secos,…

Listo y ¡a disfrutar!

También te gustará:

Deja un comentario