Smoothie bowl de quinoa, chía y frutas (sin gluten, sin lácteos, sin azúcar refinado)

La tendencia saludable de los smoothies ha dado paso una nueva opción de desayunos y meriendas en lo que se viene llamando el smoothie bowl.

El tazón o cuenco/bowl y la cuchara del tradicional desayuno de leche y cereales, sigue formando parte de esta nueva moda, que arrasa en las redes sociales, pero se abre un campo de posibilidades en cuanto a estética e ingredientes.

Smoothie bowl de frutos rojos

Sabemos de siempre que el desayuno es la comida más importante del día, pero la mayoría de las veces, pasamos a la carrera y de puntillas por la comida que nos tiene que aportar los nutrientes suficientes para empezar el día con energía y una buena sonrisa en nuestro día a día.

Y el smoothie bowl es una forma perfecta de comenzar nuestra jornada con un buen chute de vitaminas y proteínas. Es un desayuno que nos ayuda a cuidarnos, con una alimentación equilibrada porque combina vegetales, frutas, leche, bebidas vegetales, yogures, cereales, frutos secos, semillas, es decir, nos aporta fibra, vitaminas, grasas vegetales y proteínas ¡qué más podemos pedir en un sólo plato!

Partimos de una base de fruta o vegetales naturales (aguacate, espinacas,…), triturados junto con leche, bebida de soja o yogures (lácteos o vegetales), açaí, kale, esto es lo que vendría siendo el smoothie y la base de nuestro bowl.

Luego pasamos a la “decoración” añadiendo todo tipo de los denominados toppings, que completarán nuestro completo desayuno: cereales de todo tipo, granola, mueslis, frutos secos (nueces, almendras, avellanas…), fruta fresca, semillas (chía, amapola, quinoa, lino, sésamo, germen de trigo, polen, espiguilla…), frutas pasas o deshidratadas, coco rallado, chocolate, mantequilla de cacahuete, copos de avena

Como veis y os podéis imaginar las combinaciones son infinitas, los ingredientes inacabables, y además son aptos para todos los gustos y para todo tipo de necesidades en la dieta como alergias e intolerancias al gluten, lácteos y demás.

Y cómo os decía antes, también se abre un abanico de posibilidades y un poderío estético que hacen de este desayuno de los más vistoso y apetecible, gracias a las combinaciones de texturas y colores infinitos de todos los ingredientes posibles.

No me diréis que os podéis resistir a probar ante esto

cereales lino fruta y leche de almendras

Ni a echarle una foto para colgarla en Instagram, jajaja…

Aunque lo parezca, no se tarda en prepararlos y podéis tener muchos “preparados base” listos para sólo añadir, ya os iré contando en otras entradas.
Y decorarlos no es tan complicado, ni necesario si no vais a aburrir al smoothie bowl con fotos para vuestras redes 😉

Vamos a por la receta de hoy

Smoothie bowl de quinoa, chía y frutas

Ingredientes (para una ración/bowl):

• Un puñado (15 g) de cereales, en mi caso de maíz sin gluten y sin azúcares añadidos
• 4 puñados de quinoa hinchada (unos 10 g)
• 10 cucharadas de fresa trituradas (unos 200 g )
• 1/2 plátano
• 1/2 pera
• 1 cucharadita de semillas de chía
• Almendras

Elaboración:

Colocamos en la base del cuenco/tazón/bowl los cereales y la quinoa hinchada. Esta quinoa está lista para tomar, no hace falta hervirla.

Vertemos encima nuestro puré de fresas.

Pelamos el plátano y la pera y los cortamos en rodajas.

Vamos colocando por filas nuestros toppings: la pera, el plátano, las almendras, un poquito más de quinoa hinchada y la chía.

smoothie bowl de quinoa chia fruta cereales

Yo ya me he enganchado a estos vistosos, sanos y saludables desayunos ¿Y vosotros? ¿os animáis?

Aquí podéis ver más recetas de smoothie bowls y desayunos saludables.

Con esta receta colaboro en el canal Facilísimo, en “Recetas sanas”.

También te gustará:

Deja un comentario