Tiramisú de fresas

Uno de los postres que más nos gusta en casa es el Tiramisú, a mi marido le encanta y a mi me chifla.
Y a mi padre, que no es mucho de dulces, también; cada vez que tiene una cena o comida en casa me dice que le prepare uno, y yo “Papá, con todas las recetas que hago ¿no quieres probar alguna otra cosita alguna vez?” No. Bueno, ahora le ha dado por la NY Cheesecake, que la probó en el bautizo de Lucía y hemos cambiado del Tiramisú a la tarta de queso y ya.

La receta de hoy es un Tiramisú, pero no del todo.
Cuando pensamos en Tiramisú, ¿qué nos viene a la mente?, un postre frío, dulce, con un agradable sabor a queso, café, chocolate y un toquecito de licor.

Este “falso” tiramisú de fresas se parece al Tiramisú original porque lleva capas de crema de queso y bizcocho, pero no vamos a tener ese sabor típico a café y chocolate.
Cuando lo probéis os vais a encontrar con una textura muy ligera, de sabor muy fresco y sobre todo muy distinto y buenísimo… el de las fresas.
Y aunque pueda parecer “raro” en un principio, está delicioso, a nosotros nos ha encantado.

Mi marido me confesó, después de probarlo, que cuando le dije lo que iba a hacer, pensó que iba a ir con cargo a los fondos de investigación.
¡Pero no fue así! Ahora está en dudas de cuál de los dos prefiere, porque el de fresas es tan fresco, ligero y suave que se come en un suspiro, pero el original tiene ese sabor tan especial…

DSC_0003

Yo lo he preparado en vasos individuales (de unos 8 cm de diámetro y 7 cm de altura) y sale para 6 raciones. También se puede preparar como una tarta utilizando un aro grande o un molde desmontable.

Es conveniente hacerlo con un poco de antelación para que esté lo suficientemente fresquito y la crema coja cuerpo, con unas tres horas es suficiente, pero también está perfecto de un día para otro.

DSC_1208

Aprovechad que estamos en plena temporada de fresas y no dejéis de hacerlo, es rápido, sencillo y delicioso de verdad.

Ingredientes para 6 raciones:

(Receta adaptada del blog Frambuesa y Caramelo, adaptada a su vez del libro “Pâtisserie”, de Christophe Felder)

Para la crema:
• 3 yemas de huevo
• 75 g de azúcar
• 2 cucharaditas de azúcar vainillada
• 300 g de mascarpone

Para el coulis de fresas:
• 200 g de fresas
• 2 cucharadas soperas de agua fría
• 2 cucharadas soperas de azúcar
• El zumo de medio limón

Para el montaje:
• 300 g de fresas
• 16 bizcochos de soletilla o una plancha de bizcocho Savoiardi
• La crema y el coulis

Para decorar:
• Unos 100 g de fresas

Elaboración:

Lavamos bien las fresas del coulis y del montaje y dejamos que escurran y sequen bien los 300 g que usaremos para montar.

Mientras vamos preparando el coulis de fresas.

Ponemos en el vaso de la batidora los 200 gramos de fresas, las dos cucharadas de agua fría, las dos de azúcar y el zumo de medio limón y lo trituramos con la batidora hasta dejarlo muy fino. Reservamos en un plato.

Para la crema ponemos en un bol las yemas y el azúcar y batimos hasta que la mezcla adquiera un color blanquecino y haya doblado su volumen.

Añadimos el queso Mascarpone, mezclamos bien y ya tenemos lista la crema.

Bañamos los bizcochos de soletilla en el coulis de fresas que tenemos reservado, dejándolos unos 5 minutos. Cortamos cada bizcocho por la mitad.

Montaje:

Cortamos las fresas en mitades, o cuartos si son muy grandes, y colocamos haciendo como una corona en el fondo del vaso.

Echamos una cucharada de crema en el fondo entre las fresas.

Colocamos dos mitades de bizcocho encima, cubrimos con crema, colocamos otras dos mitades de bizcocho, ponemos más trocitos de fresas encima y regamos con una cucharada del coulis que habrá sobrado de mojar los bizcochos.

Cubrimos con crema hasta un centímetro, aproximadamente, del borde del vaso y alisamos y nivelamos con una espátula o un cuchillo.

Y así vamos rellenando todos los vasos.

Los metemos al frigorífico, mínimo unas tres, cuatro horas.

No los decoramos hasta la hora de servir porque si no las fresas se quedan más feas a la vista, así que, cuando lo vayamos a tomar, lavamos las fresas, cortamos en trocitos, escurrimos/secamos un poco en papel de cocina y cubrimos con los trocitos toda la superficie del vaso. Hay que consumirlo según lo sacamos del frigorífico, así está fresco y la crema perfecta.

DSC_0006

¡Qué lo disfrutéis!

Esta entrada está enlazada a la Fiesta de enlaces de personalización de blogs.

También te gustará:

10 comments

  • 26 marzo, 2013 a las 22:29 // Responder

    Me encantan las fresas! Buenísima receta! No tardaré en hacerla…

    • 27 marzo, 2013 a las 0:00 // Responder

      A mi también Verónica! Me paso la temporada comiéndolas sin parar!
      Ya me contarás que te parece!
      Saludos!

  • 31 marzo, 2013 a las 22:24 // Responder

    Qué pintaza!!!! MMMMM 😛

  • 1 abril, 2013 a las 21:20 // Responder

    Gracias Angie y Carolina! Y aún está mejor que la pinta que tiene!
    Saludos

  • 2 abril, 2013 a las 0:40 // Responder

    Te he visto en la fiesta de enlaces!! Tu tiramisú entra por los ojos!! Que lastima no estar más cerquita tuya, ejejje

    Besines

    • 2 abril, 2013 a las 10:42 // Responder

      Ya que no te lo puedo ofrecer por la lejanía, te tendrás que animar a hacerlo tu un día 🙂
      Besos!

  • 3 abril, 2013 a las 13:00 // Responder

    Te ha quedado maravilloso, vaya presentación!!
    Me alegro muchisimo de que os haya gustado tanto, la verdad es que un postre fantástico!
    Perdona, no he podido pasarme hasta ahora!!
    Un besazo!!

    • 3 abril, 2013 a las 13:06 // Responder

      Hola Lola!
      Gracias!
      Y gracias por descubrírmelo, ha sido todo un éxito, fantástico de verdad!
      Besos!

Deja un comentario