Zumo refrescante

¡Qué calor qué hace!
Así que, aquí tenéis un zumo bien fresquito para refrescaros un poco.
Que diréis, “ésta no hace más que poner recetas de horno, que con el calor que pasamos en estas fechas anda que apetece mucho encenderlo”. Y lleváis razón, pero como aquí estamos tan acostumbrados a hornear en cualquier momento, pues una ya no se da ni cuenta, bueno, darme cuenta me doy, ¡pero no me queda otra que aguantarme!

La sandía es muy adecuada para los días de calor agobiante, ya que tiene una alta cantidad de agua, lo que nos ayuda a estar bien hidratados. Además tiene un gran efecto saciante, por lo que es un saludable tentempié. Y si además la presentamos de esta forma tan vistosa, ¡es que entra sola!

Ingredientes para dos vasos:

• 500 g de sandía (sin cáscara ni pepitas)
• 1/2 limón
• 1 naranja grandecita
• Azúcar
• Hielo

Elaboración:

Introducimos en la licuadora la sandía sin piel y sin pepitas y recogemos su zumo.
Pelamos la naranja y el limón y los licuamos también.
Mezclamos los dos zumos, añadimos azúcar al gusto y removemos bien.
Ponemos unos hielos en los vasos y vertemos nuestro zumo.

¡Súper refrescante!

Que no tenemos licuadora, ¡no pasa nada!
Trituramos la pulpa de la sandía con la batidora, un robot o el aparato que tengamos en casa para estos menesteres.
Exprimimos el limón y la naranja.
Mezclamos con la pulpa triturada, añadimos azúcar, revolvemos bien y servimos en nuestros vasos con hielo.

También te gustará:

Deja un comentario